Feedback

Estrategia de contratación pública de la Comisión Europea

05. abril 2018

La estrategia de contratación pública de la Comisión Europea, adoptada en octubre de 2017, se centra en seis prioridades políticas estratégicas.
Su objetivo es mejorar las prácticas de contratación pública de la UE de forma colaborativa trabajando con las autoridades públicas y otras partes interesadas.

El siguiente artículo es una traducción de una publicación hecha por la Comisión Europea. Puede visitar la publicación original en idioma inglés.  
 
Una parte sustancial de la inversión pública se gasta en compras públicas (alrededor de 2 billones de euros anuales, que representan el 14% del PIB de la UE), y los servicios públicos de alta calidad dependen de adquisiciones modernas, bien administradas y eficientes. Mejorar la contratación pública puede generar grandes ahorros: incluso una ganancia de eficiencia del 1% podría ahorrar 20 mil millones de euros al año. El sector público también puede utilizar las compras para impulsar el empleo, el crecimiento y la inversión, y para crear una economía más innovadora, eficiente en recursos y energía, e inclusiva socialmente.

Prioridades de política

Las seis prioridades políticas de la Comisión para la contratación pública son las siguientes:

Garantizar una mayor aceptación de las adquisiciones innovadoras, ecológicas y sociales

El 55% de los procedimientos de adquisición utilizan el precio más bajo como el único criterio de adjudicación para los contratos públicos. Esto indica que los compradores públicos probablemente no están prestando suficiente atención a la calidad, la sostenibilidad y la innovación.
Para respaldar una mayor adopción de la contratación estratégica, la Comisión actualizará y publicará nuevos documentos de orientación sobre el uso de criterios innovadores, ecológicos y sociales. La Comisión también promoverá el intercambio de buenas prácticas, incluso en sectores estratégicos, como la sanidad, las tecnologías de la información y la construcción.

Profesionalizar a los compradores públicos

Los compradores públicos a menudo carecen de las necesarias habilidades comerciales, conocimientos técnicos o comprensión de procedimientos para una contratación pública efectiva. Esto puede llevar a una falta de cumplimiento de las normas de contratación pública y tiene consecuencias negativas para las empresas y los contribuyentes.
 
La Comisión ha emitido una ‘Recomendación’ que anima a los países de la UE a tomar medidas para garantizar que los compradores cuenten con las habilidades, el conocimiento y la integridad necesarios. La Comisión también facilitará el intercambio de buenas prácticas y enfoques innovadores.

Incrementar el acceso a los mercados de compras

La adquisición debe ser más accesible para las empresas, en particular para las pequeñas y medianas empresas (PYME). Actualmente, las pymes ganan solo el 45% del valor de los contratos públicos. Las empresas de la UE que desean presentar ofertas públicas en el extranjero también enfrentan muchas barreras para acceder a mercados no pertenecientes a la UE.
La Comisión ayudará a las PYME mejorando la transparencia, digitalizando los procesos y mejorando la contratación estratégica. También tiene como objetivo mejorar el acceso de las empresas de la UE a los mercados no pertenecientes a la UE a través de acuerdos comerciales.

Mejorando la transparencia, la integridad y los datos

La información confiable es esencial en la creación de mejores análisis para la formulación de políticas impulsadas por las necesidades.
Los datos mejorados y más accesibles sobre contratación pública permitirán evaluar mejor el desempeño de las políticas de adquisición, optimizar la interacción entre los sistemas de contratación pública y determinar futuras decisiones estratégicas. La Comisión aboga por la creación de registros de contratos accesibles al público (contratos adjudicados y sus modificaciones). Permitir la denuncia de casos de corrupción mediante el establecimiento de mecanismos efectivos de denuncia y la protección de denunciantes contra represalias también puede contribuir a mejorar la transparencia y ahorrar dinero público.

Impulsar la transformación digital de las adquisiciones

La digitalización de la contratación pública es lenta. En 2016, solo cuatro países de la UE confiaron en las tecnologías digitales para todos los pasos principales del proceso de adquisición.
La Comisión pretende mejorar el uso de herramientas de contratación electrónica como eCertis, el Documento Único de Adquisiciones (ESPD) y las normas europeas para la facturación electrónica. Esto ayudará a los países de la UE a utilizar nuevas tecnologías para simplificar y acelerar sus procedimientos de contratación.

Cooperando para compras en conjunto

Las autoridades contratantes raramente compran juntas: solo el 11% de los procedimientos se llevan a cabo mediante adquisiciones cooperativas. Esta es una oportunidad perdida, ya que la compra a granel puede generar mejores precios y bienes y servicios de mayor calidad. También puede ayudar a los poderes adjudicadores a intercambiar conocimientos.
La Comisión tiene como objetivo promover la contratación pública transfronteriza conjunta y apoyar la formación sobre políticas favorables a las PYME. Esto ayudará a los compradores a trabajar juntos, aprender unos de otros y garantizar una mejor relación calidad-precio.


Licitaciones.es no se hará responsable del contenido de ninguna web a la que haga referencia.