Feedback

La contratación pública en España

25. abril 2016

 



 

Puntos Destacados: 

  • Actualmente vivimos un momento de constante revisión acerca del estado de la Contratación Pública.
  • Las buenas prácticas contribuirán tanto a la mejora en índole nacional como a nivel individual de cada una de las empresas que se alisten en la licitación pública.

El estado de la contratación pública en España

A mediados del siglo XIX se conocen los primeros decretos que mencionaban normativas para los casos en que se realizaran contrataciones públicas. De ahí en más se fueron gestando las normativas y se fue garantizando una gestión de control para que pudieran evitarse los inconvenientes que dentro del comercio pueden encontrarse.

Quedaba a la vista de quien deseara observarlo cómo todo tipo de tratos alternativos se iban a evitar, y se impulsaba entonces el comercio basado en el control consciente de la autoridad.

Desde esa época hasta hoy en día, la contratación pública ha sido un tema de conversación que no se descarta y que, muy por el contrario se mantiene activa, por lo que aporta al crecimiento de cada empresa particular y a la nación en general que busca establecer diálogo con entidades aledañas.

Sobre las últimas normativas en la Contratación Pública española

Desde Abril del 2015 se han impuesto cambios en todo lo relacionado con la contratación pública respecto de lo que venían haciendo desde hacía varios años atrás y sobre estas cuestiones es importante reflexionar.

Hay ciertas normas que tienen que ver con las buenas prácticas de la Contratación Pública que se tienen que poner en primer plano para que puedan realizarse de manera confiada y efectiva las transacciones comerciales. Los contratos son claros, basados en los principios igualdad y transparencia. Y esto es así porque la Contratación Pública en Espala puede llegar a significar un 17% del PIB del país. Tal es así que el estado de actualidad en que se encuentre es de sumo interés.

Entre los aspectos que se buscan concretar se encuentran:
  • Reforzar la visión de compra pública desde el principio de la integridad.
  • Fortalecer los controles administrativos.
  • Fomentar las buenas prácticas que deben regir en la materia de la Contratación Pública.
  • Priorizar la evaluación de los procesos de contratación.
  • Evitar el mero control de lo legal e instrumentarse consecuencias reales para los casos de incumplimiento de los contratos.
Haciendo un recorrido retrospectivo se puede aducir cierta mejora en lo que a contratación pública se refiere, e incluso se ha mejorado mucho todo lo relacionado con el nivel legislativo y contractual.

Medidas que resultarán sustanciales para la mejora de la Contratación Pública

1. Publicidad

Debe promoverse la difusión e información de manera que se logre transparencia. La información debe ser real y se deben conocer las reglas de la licitación.

2. Transparencia en la contratación

Unido al principio de transparencia se exige agilidad, accesibilidad y alcance a gran escala de la información para que todo licitador pueda conocer a ciencia cierta las reglas y el modo en que se han evaluado las propuestas.

3. Uniformidad de reglas

En la elaboración de los pliegos las cláusulas de la administración deben ser uniformes y se deben eliminar las instrucciones previstas. Se promueven así guías de contratación pública y espacios para la asesoría.

4. Profesionalización

Se busca promover la integridad generando espacios de capacitación y formación.   

Licitaciones.es no se hará responsable del contenido de ninguna web a la que haga referencia.